Páginas

jueves, 12 de octubre de 2017

El machismo en el sexo


Hoy quería hablar de algo bastante corriente en el sexo de hombres y mujeres: el machismo y la idea de jodernos las relaciones sexuales.

Ante todo decir que si estáis leyendo esto, papá y mamá, os recomiendo dejarlo aquí. Para no sentirnos incómodos ninguno de los tres.



Es algo de lo que siempre me he quejado, pues he tenido suficientes amantes para saber que hay mucho machismo en el sexo. ¿Qué es lo que entiendo por machismo en la cama? Básicamente, el hombre llega al orgasmo y la mujer no. Con un poco de suerte la mujer ha disfrutado cinco minutos (en caricias me refiero, no en calentón). El problema es que los hombres sólo quieren, y eso sin son generosos, que lleguemos al orgasmo con penetración. Vamos, un mete y saca y si es posible matar dos pájaros de un tiro. Si no es posible, tampoco pasa nada.

Me he encontrado en situaciones donde el hombre, al terminar, se ha acostado en la cama con los brazos en la nuca, y después venía mi pregunta: ''¿y yo qué?'' A lo que me respondieron que yo era más difícil.

Voy a empezar diciendo que gran parte de las mujeres somos clitorianas. Esto quiere decir que tan sólo podemos alcanzar el climax mediante la estimulación del clítoris. Hay incluso mujeres que no sienten nada de placer durante la penetración. Por supuesto, conozco mujeres que llegan al orgasmo con penetración, pero repito que las clitorianas formamos un alto porcentaje.

Entonces, gran parte de las mujeres somos clitorianas, pero gran parte de los hombres se dedican a meterla y sacarla. ¿Qué es lo que pasa aquí? Que ellos llegan al orgasmo y nosotras no. Después del acto y ver que nuestro amante ha quedado completamente satisfecho, te felicita (sí, ¡algunos felicitan!) por haberlo hecho tan bien. Te vuelven a llamar queriendo más, diciendo lo mucho que les ha gustado tener sexo contigo. Y ahí encontramos nuestra rabia con el ''¿y yo qué?'' y te entran ganas de tirarles una zapatilla en la cara y quién sabe qué más.  

Bueno, hubo una vez en el que al terminar, el chico estaba ''triste'' porque no había llegado y se sentía ''inútil''. No sé qué es peor, si intentar quedar como víctima sin haber intentado siquiera satisfacer teniendo todas las armas o si no decir nada y quedarte sobado al instante.

Algo que es bastante tabú en el sexo de hombres y mujeres, es el cunnilingus. Para aquellos que no lo sepan, el cunnilingus se refiere a la estimulación del clítoris con la lengua. Y quiero decir tabú, porque a ellos les puedes (de hecho DEBES) hacer una felación de ensueno. Pero en cuanto les dices que quieres lo mismo, se echan para atrás. Algunos te dirán que no saben hacerlo sin ni siquiera haberlo intentado, otros serán más directos y te dirán que tan sólo les hace eso a sus novias no a una puta a la que se folla de vez en cuando como tú y otros son más sinceros y te dicen que les da asco.

Nos hacen sentir culpables. Nos dicen que su exnovia o yo no sé quién llegaba al orgasmo con sólo penetración. Pobrecitos, que se han topado con una mujer con la que se tienen que esforzar un poco para que ella disfrute. El esfuerzo dejémoslo para ellas. Que si no la chupan son unos muermos. Nosotros no estamos obligados a hacer eso.

Yo he llegado a una conclusión, hombres que no hacen cunnilingus el primer día (el segundo si el chaval nos pone bastante) hombres que no valen la pena. Ya no cuela (digo esto en todos los sentidos) que el hombre sea el único con derecho al placer y nosotras lo tengamos ya si eso.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Cosas que no hacer o decir a una mujer bisexual/pansexual


Esta vez voy a hablar de algo distinto, o por lo menos lo voy a hacer de una forma distinta. Por supuesto no represento a todas las mujeres bisexuales o pansexuales pero estoy segura de que muchas estarán de acuerdo en, por lo menos, gran parte de lo que voy a decir.

Cosas que no hacer o decir a una mujer bisexual/pansexual:

- No nos preguntes si somos más hetero o lesbianas, somos bisexuales.

- Aunque nuestra pareja sea hombre o mujer, seguimos siendo bisexuales.
- Creo que no hace falta decir dónde se pueden ir aquellos que piensan directamente en tríos cuando piensan en nosotras.

- No somos unxs viciosillxs sexuales, el amor al sexo no tiene nada que ver con la orientación sexual. Así que, si lo somos, no lo somos por ser bisexuales. De hecho, hay bisexuales que se consideran asexuales.

- Como con toda persona indiferentemente de su orientación sexual, algunas somos poliamorosas y otras preferimos una relación monogámica.

- No necesitamos tener una relación con ambos sexos a la vez. Por muy raro que os parezca, podemos estar completamente satisfechas con un hombre y una mujer sin acostarnos con gente de distinto sexo.

- Un punto que complementa al otro, no somos infieles por naturaleza. Hay bisexuales infieles como los hay heteros u homosexuales. Lo siento, el hecho de salir con heteros u homosexuales no te salvará de una posible infidelidad.

- No pienses que queremos acostarnos contigo. Esto lo digo porque en el pasado amigas al que les confesé mi orientación sexual me preguntaron si me gustaban. La verdad es que vemos mucho más allá de un pene o una vagina.

- No intentes ignorar lo que somos. Mucha gente conociendo mi orientación sexual sólo hablaban conmigo sobre lo atractivos que eran algunos hombres y se sorprendían cuando hablaba más bien de lo guapa que me parecía la mujer de al lado. O simplemente me hablaban de un futuro con hombres. Tratándome como si fuera hetero. Esto nos hace sentirnos a todxs un poco incómodxs. En vez de hablar de hombres y mujeres hablemos de personas y así también haremos un favor a aquellos que no se consideran ninguno de los dos.

- No queremos llamar la atención. Lo único que queremos es ser nosotras mismas y la bisexualidad forma parte de nosotras y es una orientación sexual igual de válida que otras.

- Un punto a diferenciar entre bisexuales y pansexuales. Los bisexuales no somos transfobos por ser bisexuales. Es decir, hay bisexuales transfobos y los hay no transfobos. La bisexualidad no significa sólo hombre y mujer como algunos creen. Va mucho más allá. Pero por supuesto hay de todo.

- No silencies nuestra voz. La bifobia existe y se puede encontrar en gente heterosexual, homosexual, transexual... No dudéis en apoyarnos en nuestra lucha y como he dicho más arriba, no ignoréis lo que somos.